Visita Guiada por la Catedral de Sevilla

  • GIRALDA 3
  • GIRALDA
  • GIRALDA 2

La Giralda, es el símbolo de Sevilla, un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Disfrutarás de un recorrido por los diferentes estilos arquitectónicos usados para construir sus inmensas 5 naves y sus más de 40 altares y capillas. Nos detendremos en las más interesantes, conociendo múltiples curiosidades como sepulcros vacíos, cuadros robados ,o la Virgen a la que se encomendaban marinos y navegantes antes de sus viajes transoceánicos, como por ejemplo Cristóbal Colón, en esta visita tendremos acceso al enorme mausoleo en el que reposan sus restos, repleto de simbolismos.

Dedicaremos especial atención al mayor retablo construido en la cristiandad, la Capilla Mayor. El coro situado justo enfrente, está cargado de secretos y de é él emergen dos colosales órganos que ocasionalmente invaden el templo con su ampulosa sonoridad.

Para finalizar, conocerás la Sacristía Mayor con su importante colección de tesoros, como la Virgen de las Batallas que siempre llevaba Fernando III consigo; o las llaves de la ciudad que dicho Rey recogió a manos del último gobernador musulmán de Sevilla.

GIRALDA

La Giralda es la torre campanario de la Catedral, que es una de las más grandes del mundo y verdadera joya del gótico, del renacimiento y del barroco.

En su día fue la torre más alta del mundo con sus 97,5 m de altura y sigue siendo un icono mundial por excelencia, además de ser una de las imágenes más famosas de la ciudad y de toda Andalucía. La torre está constituida por dos cuerpos diferentes aunque perfectamente unidos, mostrando un ejemplo perfecto del crisol de culturas existente en la ciudad. El cuerpo musulmán es el más antiguo, fue iniciado en 1184 por orden de Abu Yaqub Yusuf para ser el alminar de la mezquita almohade de Sevilla. Su construcción se comenzó en piedra, tal y como se puede apreciar en su base, y se emplearon los restos de algunos edificios y lápidas romanas.

La muerte de Abu Yacub trajo un cambio en la obra, al encargarse de ella Alí de Gomara, quien contunuó la construcción en ladrillo. Se basó en el alminar de la mezquita Kutubia (70 metros) de Marrakech, (Marruecos) y considerada obra maestra del arte hispano-magrebí. También se la considera hermana de la gran Torre Hasan (60 metros) de Rabat. Como curiosidad cabe destacar el hecho de que la Giralda no tiene escaleras, sino 35 rampas suficientemente anchas para permitir que el sultán subiera por ellas montado a caballo para ver la bella estampa que se divisa. A raíz de un terremoto ocurrido en 1365 se perdió el yamur original, conjunto de cuatro esferas o «mazanas» de tamaño decreciente en cobre dorado que coronaba la torre. En aquel momento fue sustituido por una sencilla espadaña.

Posteriormente en el siglo XVI, se añadió el actual cuerpo cristiano, el campanario que remata la torre. La construcción de este cuerpo estuvo a cargo del arquitecto cordobés Hernán Ruiz, encargado para realizarlo con un remate en forma de estatua que representara la Fe. Ya desde principios del año 1558 este arquitecto presentó ante el Cabildo las trazas para la construcción de un modelo para el campanario, junto con las de la Sala Capitular, sus dos obras emblemáticas para la catedral hispalense. El conjunto fue comenzado en ese mismo año, y aunque las obras de la catedral estaban abiertas por varios frentes (también por entonces se trabajaba en la Capilla Real), en aquellos años la principal ocupación de Hernán Ruiz II estaba en la realización del cuerpo de campanas de la torre, obra que acabó en el año 1568. Originalmente Giralda era el nombre que tenía la figura de la Fe, una enorme estatua realizada por el escultor Juan Bautista Vázquez El Viejo sobre el modelo previamente diseñado por el pintor Luis de Vargas, que con más de 4 m de altura (7 con el pedestal) corona el campanario y que fue instalado en el mismo año 1568. El nombre proviene de los giros que se producían en la figura con los cambios de viento, pues hace las veces de veleta. Con el paso del tiempo, ese nombre pasó a denominar a la propia torre, conociéndose la figura como el Giraldillo.

El siguiente cuerpo que tiene encima del de campanas es el cuerpo de las azucenas, que cuenta con cuatro jarras de azucenas de bronce, una en cada esquina. Las actuales azucenas son reproducciones de las antiguas, casi desaparecidas por el deterioro del tiempo. Son obra del conocido y recientemente fallecido orfebre Fernando Marmolejo Camargo, que incluso tuvo el honor de colocarlas por lo que se le conoce cariñosamente como «el prioste de la Giralda». Y encima de este existe otro cuerpo más de estilo renacentista formado por el cuerpo de carambolas, cuerpo de estrellas, cúpula y cupulín y sobre éste la estatua de la Fe. El 29 de diciembre de 1928, fue declarada Patrimonio Nacional; en 1987, integró la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Precio, 10 euros por adulto (entrada al monumento aparte)

Entradas a Catedral y Giralda. General (9 euros) | Jubilados y estudiantes hasta 25 años (4 euros) | Discapacitados, menores de 14 años y nacidos o residentes en Sevilla capital (gratuita). Acreditándolo en taquilla.