Visita Guiada Al Barrio De Santa Cruz

  • santa cruz 2
  • santa cruz 3
  • santa cruz 4
  • santa cruz 6

DATOS DE CONTACTO

Nombre y apellidos
Correo Electrónico
Teléfono de Contacto
Nº Personas

FECHA

SERVICIOS COMPLEMENTARIOS

Especificaciones del cliente

*Indique en este espacio alguna consideración particular que deba ser tenida en cuenta.

RELATO

BARRIO DE SANTA CRUZ

La Judería de Sevilla comprendía los actuales barrios de Santa Cruz, Santa María la Blanca y San Bartolomé, y estaba separada del resto de la ciudad por una muralla, que bajaba desde el comienzo de la calle Conde Ibarra, pasando por la Plaza de las Mercedarias, hasta la muralla de la ciudad. En general, los historiadores están de acuerdo en reconocer que desde los tiempos más remotos los hijos de Israel establecieron relaciones comerciales con las tribus ibéricas.

Desde entonces, los navíos hebreos comenzaron a llegar a la famosa Tarsis, es decir, a la magnífica región española que debe su nombre al Tartesio o Guadalquivir.Es posible que la judería de Sevilla haya sido, si no la más antigua, sí una de las más antiguas de España. Híspalis (Sevilla) era, en efecto, el lugar clave de la Península y Escipión hizo más tarde de ella su capital.

Santa Cruz es el nombre con el que en la actualidad se denomina una parte de la antigua Judería. Antes de 1248, la judería de los musulmanes ocupaba ya el Barrio de Santa Cruz hasta la Puerta de la Carne. Referencias de la etapa almohade denominan la zona que se extiende desde la Puerta de Jerez a la Puerta de la Carne como Barrio del Alcázar de la Bendición. Una muralla, levantada en época medieval, otorgaba a la Judería cierta independencia. No existe constancia que aquella zona estuviera ocupada por judíos desde la etapa musulmana de la ciudad aunque existe una tradición que nos dice que cuando la ciudad fue conquistada por Castilla en 1248, los almohades entregaron la llave de la ciudad y los judíos la de la Judería al rey Fernando III. Aunque no es más que una tradición, las dos llaves que se conservan en el Tesoro de la Catedral parecen confirmarlo.

Pasearemos al atardecer por su laberinto de calles estrechas, adornadas conflores e iluminadas con antiguos faroles por la noche, te contaremos interesantes historias y leyendas, pasearás por plazas tan bellas y llenas de encanto como Doña Elvira o Santa Cruz y descubrirás los elegantes patios sevillanos presentes en el interior de casas señoriales.